La dieta para un vientre plano

El objetivo de esta dieta es adelgazar y conseguir un vientre plano. Esta dieta se centra en las grasas monoinsaturadas, que se obtienen a partir de aceite de oliva, los frutos secos y otros alimentos vegetales.

La dieta para un vientre plano

Los autores de esta dieta son Liz Vaccariello y Cynthia Sass y afirman que en 32 días puedes perder hasta 7 kg y reducir notablemente la grasa acumulada en tu vientre. Para conseguir este objetivo debes seguir los siguientes pasos:

  • Comer 400 calorías por comida, cuatro veces por día (total de calorías diarias: 1600).
  • No estés más de 4 horas sin comer.
  • Come grasas monoinsaturadas en cada comida.

¿La dieta del vientre plano funciona?

Cualquier dieta para adelgazar te puede ayudar a reducir gradualmente el volumen de tu cintura. Pero no se ha demostrado científicamente que ninguna dieta ataque específicamente a esa zona. Una dieta basada en grasas monoinsaturadas no es necesario que tenga ningún efecto especial en la grasa del vientre.

Es probable que si pierdes 7 kg en 32 días, la gran mayoría de este peso sean líquidos y por lo tanto, los podrás recuperar fácilmente. Cuando pierdes entre medio kilo y un kilo por semana pierdes más grasa real, aunque el camino para alcanzar tu objetivo sea más largo.

¿Qué puedo y qué no puedo comer con la dieta del vientre plano?

En primer lugar, esta dieta se centra inicialmente en reducir la hinchazón. Durante los primeros cuatro días, ese es el objetivo y por lo tanto, no puedes agregar sal a la comida y debes evitar comer:

  • Alimentos procesados.
  • Alimentos que te pueden provocar gases, como legumbres, brócoli, verduras sin cocinar, cebollas y bebidas con gas.
  • Carbohidratos como la pasta, plátanos y panecillos.

También debes beber 2 litros de agua mezclada con raíz de jengibre, pepino, limón y hojas de menta, que recibe el nombre de "agua descarada".

Después de estos primeros cuatro días, debes seguir una dieta mediterránea durante 4 semanas, con un consumo máximo de 1.600 calorías por día. El menú incluye alimentos como pollo, calabaza, pastel de queso, etc.

La dieta para un vientre plano

El nivel de esfuerzo de esta dieta es medio. Los 4 primeros días pueden ser más duros, pero después de eso la dieta se vuelve más fácil de seguir. Debes seguir ingiriendo grasas monoinsaturadas y llevar un control estricto de las calorías diarias.

Los 4 primeros días son más duros porque debes comer 400 calorías cada 4 horas, incluyendo grasas monoinsaturadas en cada una de tus comidas. Es recomendable que durante estos 4 primeros días no asistas a ningún evento que pueda hacer que falles en tu dieta.

La dieta del vientre plano incluye recetas, ideas para aperitivos y consejos para pedir comida rápida. También podrás encontrar recomendaciones de alimentos envasados de algunas marcas de alimentos específicas, en el caso de que algún día no te apetezca cocinar.

¿Es necesario hacer ejercicio durante la dieta del vientre plano?

No es necesario. Pero sí que es cierto que se recomienda un "entrenamiento del vientre plano" para apoyar la dieta.

¿Permite restricciones o preferencias dietéticas?

Vegetarianos y veganos: Las personas vegetarianas y veganas pueden seguir esta dieta, ya que ofrece alternativas.

Dieta baja en sal: En esta dieta no puedes añadir sal a nada que cocines. Además deberás revisar las etiquetas de los productos que consumas para mirar el nivel de sal o sodio que contienen.

Dieta baja en grasa: Esto no es una dieta baja en grasas, pero si que es una dieta en la que se consumen grasas saludables para el corazón. Como ya hemos comentado anteriormente, en la dieta del vientre debes ingerir grasas monoinsaturadas en cada comida y debes ceñirte estrictamente a las calorías diarias máximas.

¿Qué más debes saber acerca de la dieta del vientre plano?

Esta dieta no conlleva a ningún gasto extra además de los alimentos que necesites como el aceite de oliva, los frutos secos como las nueces, los aguacates, etc. Debes tener en cuenta que deberás llevar a cabo esta dieta por ti mismo sin la ayuda de ningún dietista.