La verdad sobre las dietas de desintoxicación (detox)

¿Estás seguro de que necesitas una dieta de desintoxicación? Las dietas de desintoxicación son populares, pero no se ha comprobado que hacen realmente lo que dicen que van a hacer: eliminar las toxinas de tu sistema. De hecho, pueden ser arriesgadas e incluso contraproducentes.

La verdad sobre las dietas de desintoxicación (detox)

¿Aún estás pensando en ello? Antes de comenzar una dieta de este tipo, deberías saber esto primero.

¿Funcionan?

Es posible bajar de peso con una dieta de desintoxicación, porque son por lo general, muy bajas en calorías.

Pero la idea de que tu cuerpo necesita ayuda para deshacerse de las toxinas "no tiene base en la biología humana", dice Frank Sacks de la Escuela de Salud Pública de Harvard. Tus órganos y tu sistema inmunológico manejan esas funciones, no importa lo que comas.

Además, es muy probable perder peso rápidamente y volverlo a ganar de nuevo igual de rápido cuando asigues una dieta extrema.

Lo que puedes y lo que no puedes comer

Eso depende de la dieta de desintoxicación en particular que estés siguiendo. Hay muchas de ellas. Algunos incluyen el ayuno y otras el consumo de líquidos. Otras permiten comer alimentos, como frutas y verduras. Por lo general son las dietas cortas, ya que no son una forma de comer que se pueda soportar a largo plazo.

Nivel de Esfuerzo: Alto

Tendrás hambre y puedes sentirte débil. Sea o no una dieta detox la seguridad de este plan dietético depende de cuánto tiempo lo sigas.

La verdad sobre las dietas de desintoxicación (detox)

La mayoría de las personas no se sienten bien cuando siguen dietas bajas en calorías y pobres en nutrientes. Los posibles efectos secundarios de las dietas detox incluyen bajo consumo de energía, bajo nivel de azúcar en la sangre, dolores musculares, fatiga, sensación de mareo o vértigo y náuseas.

Si desechas la idea de seguir una dieta de desintoxicación, puedes intentar comer "ligero" centrando tu dieta en las verduras, frutas, granos enteros y proteínas magras, es decir, básicamente alimentos integrales sin mucho procesamiento. Eso es bueno para tu salud y tienes más probabilidades de conseguir unos resultados que duren más tiempo, especialmente si haces ejercicio habitualmente.

Limitaciones: No vas a poder probar una gran cantidad de los alimentos que normalmente comes. Las dietas de desintoxicación suelen ser muy rígidas y consisten en la ingesta de los mismos pocos alimentos una y otra vez.

Cocinar y comida preparada: Depende del plan de desintoxicación que estés siguiendo. Debido a que no hay mucho que está permitido comer, no tendrás una lista de compras muy larga de la compra y el trabajo de preparación deberá ser mínimo.

Alimentos o comidas envasadas: Algunos planes de desintoxicación recomiendan hierbas, píldoras, polvos, enemas y otras formas para la limpieza del colon. Los métodos varían y con frecuencia son los productos que sólo están disponibles en el sitio web del autor.

Ejercicio: No es necesario y es posible que no tengas la energía para ello, porque no estarás obteniendo muchas calorías con la dieta.

¿Qué más debes saber?

Costes: Además de tus compras de comestibles, para una dieta de desintoxicación también puedes necesitar algunos suplementos y otros productos, que varían en coste.